«Crónica de un encierro con final feliz»

Estas palabras salen de un Estudiante de la UGR, da igual el nombre y la facultad, el caso es que hay ciertas cosas que la comunidad universitaria de la UGR debe conocer. 
El viernes fuimos 10 personas las que pasamos la noche en el Rectorado, jugando a las cartas y bromeando se pasaron las horas voladas, apenas dio tiempo a dormir pero mereció la pena por conocer a personas entrañables con las que debatir, reflexionar y sobre todo divertirse.
Por entonces éramos pocos, pero con las ideas muy claras y eso se notaba.
El sábado amaneció con refuerzos que nos permitieron irnos a casa a descansarnos y equiparnos de nuevo, yo por ejemplo me fui a medio día de allí y no pasé la noche, pero los compañeros que se quedaron hablan del genial ambiente que hubo incluyendo la actuación de un compañero donde se mezclaban poesías con ilustraciones, todo ello en el enclave histórico que es el Hospital Real, todo un lujo que lamento haberme perdido. Al final del día quedaron unas 15 personas durmiendo.

El domingo era el último día, el día importante, el día en el que habíamos hecho más hincapié para que viniera la gente. Llegué a las 5 de la tarde y había un montón de pancartas y de gente fabricando birretes, pero sobre todo lo más impactante al llegar fue el descubrimiento de un espacio de lucha que los compañeros habían conquistado: “la torre”. Resulta que cada 3 horas se estaba subiendo a lo más alto de los andamios de la torre (está siendo rehabilitada) para poner pancartas y hacer un llamamiento a los granadinos para que apoyen a la comunidad universitaria en lucha. Las vistas y el mensaje eran cuanto menos algo poético por muy prosaico que sea encerrarse contra los recortes en Educación. Una vez nos quedamos los que nos quedamos definitivamente, unos 20, comenzamos una asamblea para preparar la jornada del Lunes, tratamos de ser respetuosos con lo acordado por la #AsambleaUGR e inteligentes estratégicamente para conseguir nuestros objetivos de forma pacífica. Una vez terminó la asamblea me quedé haciendo una pancarta que ponía “ACTO SUSPENDIDO, NO HAY NADA QUE CELEBRAR” ya que era un recurso que teníamos pensado utilizar partiendo de la convicción de que mientras gente quede excluida, mientras gente sea despedida y mientras no se mejore la calidad y las garantías de la UGR, el lunes, allí, no había nada que celebrar.
No conseguí dormir porque a las 6:30 de la mañana ya había gente activándose y me uní a ellos. Amanecía Octubre en el Rectorado, comenzaba la semana con la llegada de un ejercito de agentes de seguridad privada y el disfraz de nuestro “Rector encadenado favorito”, el día se presentaba complicado y con cientos de dudas, dudábamos hasta de si era conveniente salir al coche por si no nos dejarían volver a entrar. Trabajadores, obreros y personalidades iban apareciendo por el crucero del Hospital Real quedándose estupefactos con la maravillosa escenificación que habíamos preparado para el primer contacto con el Gerente: 6 compañeros disfrazados y encadenados en la presidencia del Acto de Apertura del Curso y los demás a su lado. El Gerente vino y quiso hacer como hacen los políticos cuando tienen un problema con sindicalistas de por medio, querer llevarse a los “líderes sindicalistas” a su despacho para “hablar”, podéis imaginaros que no tardamos mucho en dejarle claro a ese señor que si quería hablar allí era el sitio y que con todos y todas era la forma. Este señor respondió altivamente diciendo “que aquí decide él con quien y donde habla, que si cambiamos de opinión estará en su despacho”, lógicamente nos quedamos todos flipando y ni de coña fue nadie a su despacho. Una hora después un compañero recibe una llamada para invitarle a él (sindicalista) al despacho del Rector para dialogar, cuando la Asamblea de Encerrados mandamos una comisión (en la que yo iba) y nos plantamos allí el Gerente volvió a insistir en que había quedado con el sindicalista y se encerró en su propio discurso de “yo había quedado con tal y con cual” como sin querer comprender que el Encierro iba mucho más allá de tal o cual sindicalista y que todos somos igualmente miembros de la Comunidad Universitaria. Finalmente accedemos al despachazo del Sr. Rector y nos sentamos frente al Rector y 4 de los que supongo que serán sus hombres fuertes con altos cargos en la UGR. Nuestro representante del PDI explicó lo que queríamos: Puertas abiertas durante todo el Acto y posicionamiento claro del Rector del lado de nuestro Manifiesto en contra de los recortes. Después de soltar el típico discurso de que el modelo de representación que tiene la UGR (Claustro) es democrático y legítimo, además de toda esa parafernalia borócrata propias de un Rector, nos comunican que nos ofrecen poder leer el Manifiesto “siempre que se respete la normalidad del Acto”. Por cierto, es muy chocante que el Rector no hubiera leído antes de ese momento un manifiesto firmado por una parte importante de la Comunidad universitaria, lo que evidencia que el Rector es a la Comunidad Unversitaria lo que un Presidente del Gobierno a la realidad social de su pueblo, es decir, demostró vivir y trabajar desconectado de lo que vivimos y trabajamos la inmensa comunidad que él lidera. 
Le trasladamos al resto de compañeros la propuesta del Rector y quedamos con el Gerente a las 10 de la mañana para decirle nuestra decisión colectiva. Nuestra respuesta fue: nos desencadenamos y nos quedamos en el Acto Abierto y no leemos el Manifiesto. Además de este trato se habló de solucionar una multa de hace un año de un compañero estudiante y de la posibilidad de hacer una asamblea abierta con el Rector en otro momento. Asi que comenzamos a recoger las cosas, llevarlas a los coches y desencadenarse mientras llegaban noticias de que la procesión finalmente había salido de la Iglesia gracias a la Policia. Iban llegando invitados ilustres, digo ilustres por la elegancia y glamourosidad de su puesta en escena, a la par que llegaban refuerzos de gente de la Plataforma UGR Contra los Recortes cargados de papeles y pancartas. La gente se puso a repartir Manifiestos y gritar consignas tipo “QUE NO QUE NO QUE NO, QUE NO QUEREMOS PAGAR SU DEUDA CON SALUD Y EDUCACIÓN- LOS RECORTES NO SECELEBRAN- NO A LOS RECORTES EN LA UGR- LODEIRO DA LA CARA” todo esto mientras la procesión llegaba y los manifestantes de fuera eran bloqueados. La procesión de togados subieron a una habitación cerrada y vigilada mientras la gente de fuera puedo acceder y tomaron la zona de presidencia del Acto, sitio desde el que gritamos “UNIVERSIDAD, PÚBLICA Y DE CALIDAD” y sacamos la pancarta de “NO HAY NADA QUE CELEBRAR” de la que os hablé antes, todo esto lo podréis observar en los múltiples videos que hay subidos.
Finalmente la protesta se trasladó a los patios y a la planta superior mientras se iba vaciando poco a poco el complejo rectoral. Era muy normal ver a gente de traje o con abrigo de visón salir de allí diciendo que “esto es una falta de respeto”, a lo que daba ganas de responderle “Señora, falta de respeto es hacer pagar 2500 o 3000 euros de matrícula a chavales de una familia totalmente en paro mientras aquí se celebra una fiesta”. La palabra VERGÜENZA fue utilizada frecuentemente y con razón, es una vergüenza tener órganos de gobierno universitarios cobardes que no luchen decididamente en la práctica contra los ajustes que se dejan imponer por las autoridades antisociales que tienen por encima.
Como ha publicado IDEAL: ”El acto de apertura del curso de UGR se ha celebrado en el Salón Rojo a puerta cerrada. Se han investido a los nuevos doctores y solo han podido estar presentes los profesores. El Rector, con la voz quebrada, ha dicho que “es un día muy triste para la Universidad”. Ha lamentado la circunstancia en que se ha producido la inauguración y ha dicho que “por todos los medios se ha intentado llegar a un acuerdo pero no ha podido ser”. Además, Lodeiro ha pedido diálogo entre las partes involucradas.” 
En OTROS MEDIOS nuestro Rector declara que los protestantes “hemos roto el acuerdo alcanzado.”
Bien, como era de esperar de gente así, nos acusan de haber traicionado el acuerdo alcanzado entre el Gerente y los compañeros presentes en el crucero a las 10:00, juzguen ustedes mismos. 
Yo personalmente me quedo con una inmensa alegría, resultado del cumplimiento de los objetivos marcados y sobre todo del orgullo que supone trabajar codo con codo con profesores, personal administrativo y estudiantes, en una lucha que nos hace a todos compañeros solidarios en defensa de la Educación Pública de Calidad y de una UGR al servicio de las personas.

 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Asambleas, Encierro. Guarda el enlace permanente.

7 respuestas a «Crónica de un encierro con final feliz»

  1. Almudena dijo:

    Entonces ilusorio divertimento, unión y trabajo si no hay propuestas y alternativas más allá de lo expuesto.
    A la espera compañeros de escuchar propuestas, que el pensamiento, la creación, el espíritu, el conocimiento, la imaginación crítica, sociológica y política brote de la asamblea.

  2. No estoy de acuerdo con el transcurso de los actos del día de inauguración, NO celebración, del Curso Académico.

    Debo pensar que había determinado un procedimiento de actuación.
    Es decir en Derecho se van a hacer tales actividades y según se vayan planteando situaciones vamos a actuar de tal manera. Y en el encierro del Hospital Real igualmente.
    Según entendí en la asamblea del viernes 28 la idea es protestar por los recortes. Yo entendí en esta propuesta hacernos notar, pero no que se fuera a llegar a la violencia.
    Lo que pasa también es que la palabra protestar puede ser entendida de tan diversas formas cómo maneras de entender del ser humano.

    Yo estuve en Derecho y viví momentos de bastante tensión.
    Luego en el Hospital Real no percibí enfrentamientos pero luego me comentaron, leí en prensa ,, que también hubo momentos bastante tensos, incluso heridos.

    YO NO PUEDO VALORAR POSITIVAMENTE LO QUE PASÓ.

    • dijo:

      La “violencia” que hubo fue provocada por el Rector: él indicó a la policia que habriera hueco a ostias en Derecho y él decidió esconderse en el Salón Rojo e impedir el libre a la planta superior con seguridad privada. ËL DECIDIÓ FORZAR LA MÁQUINA y no suspunder un Acto que no debía de celebrarse y así lo entiende la inmensa mayoría de la Comunidad Universitaria Granadina.

    • dijo:

      Además, no le podemos pedir valentía al Rector para que no aplique los recortes y nosotros no ser nada valientes ni arriesgar nada.

  3. SAT UGR dijo:

    Según informaba la agencia de noticias Europa Press con fecha 3 de octubre, nuestro rector ha anunciado que la UGR realizará gestiones para esclarecer quiénes son los causantes de las lesiones que sufrieron los vigilantes de la empresa concesionaria de la vigilancia en el Hospital Real durante las protestas registradas el pasado 1 de octubre con motivo del acto oficial de apertura de curso. Para ello, ya ha ofrecido a la Policía todo su apoyo y ha manifestado que le trasladará los vídeos que se han ido grabando sobre estos incidentes “en el caso de que haya responsabilidades y se pueda actuar” contra los autores.
    Dado que al Sr. Rector no le interesa lo más mínimo el estado de salud ni las circunstancias en las que durante los mismos incidentes fueron agredidos varios miembros de la Comunidad Universitaria, que precisaron asistencia sanitaria por los golpes recibidos por parte de algunos de los vigilantes de CASESA (con especial saña su máximo responsable, que se desahogó a puñetazos con un pacífico estudiante), desde la Sección Sindical del SAT en la UGR manifestamos lo siguiente:
    1. Hacemos un llamamiento para que se pongan en contacto con el SAT a todas aquellas personas lesionadas por la intervención de los vigilantes de CASESA, preferentemente quienes puedan aportar parte de lesiones, testigos y/o grabaciones de video o fotografias que acrediten la agresión sufrida.
    2. Hemos remitido a nuestro Gabinete Jurídico toda la información recabada al respecto, para que se valore la opción de presentar denuncia contra CASESA, el Servicio de Seguridad de la Gerencia de la UGR y, si procede, el propio rector de la UGR.
    SECCIÓN SINDICAL DEL SAT EN LA UGR

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s